La portería del putt

portería del putt

La portería del putt

Llamamos portería del putt a la figura formada por 3 palos que rodean el hoyo y nos sirven para limitar la zona donde deben quedar las bolas que pateamos. Es un ejercicio perfecto para evitar que nuestros putts no lleguen al agujero.

En muchas ocasiones los jugadores patean con muy buena dirección pero sus putts de forma recurrente se quedan cortos, de forma que nunca embocan los putts. Además, si conscientes de su defecto deciden imprimir más potencia al golpe resultan putts con demasiada fuerza que se pasan mucho del agujero.

¿En qué consiste la portería del putt?

El ejercicio de la portería del putt consiste en patear con varias bolas desde una distancia de 3-4 metros con la intención de embocar la bola en el agujero.

Basamos este ejercicio en el hecho de que si no llegamos al agujero, si nos quedamos cortos de fuerza, no meteremos la bola en el agujero.

Si no llegamos, no embocamos

A partir de aquí el ejercicio cobra sentido, ya que no solo puntúan las bolas que embocamos sino aquellas que sobrepasan el hoyo sin llegar a tocar los palos que forman la portería, es decir, aquellos putts que al menos han llegado al hoyo.