El chivato del punto dulce del putt

El punto dulce del putt

El que más y el que menos, todo el mundo ha oído hablar del punto dulce del putt. El punto dulce del putt es la zona situada en el centro del putt, aquella que nos señala la línea del putt que los fabricantes dibujan encima del putt y que nos sirve de referencia para apuntar al hoyo. En el punto dulce del putt se obtiene el mejor contacto entre el putt y la bola.

Por tanto, todo jugador debe tender a golpear la bola con el punto dulce del putt. A medida que mejoramos en el golpeo de la bola es más habitual golpear el putt con el centro del punto dulce. No obstante, en ocasiones pensamos que nuestro golpeo de bola es casi perfecto y en realidad no siempre es así. En ocasiones nos desviamos unos centímetros lo que supone golpear fuera del punto dulce del putt, lo que nos ocasiona tener menos acierto.

¿Cómo comprobar que golpeamos con el punto dulce del putt?

Pero, ¿Cómo comprobar que golpeamos con el punto dulce del putt? ¿Cómo comprobamos que no nos desviamos esos pocos centímetros ? Es necesario tener un “chivato” que nos ayude a comprobar que golpeamos con el punto dulce del putt.

Estoy seguro que los ingenieros pueden preparar un sistema láser que nos asegure si hemos golpeado la bola en el punto dulce o no pero, además de ser un sistema caro, sería válido únicamente para pruebas en laboratorio. No, no, no, os planteamos un sistema mucho más sencillo, igual de eficaz e infinitamente más barato. Se trata de poner un chivato pegado en nuestro putt, de forma que podamos comprobar la correcta ejecución del golpe en cualquier sitio, en casa, en el garaje, en el putting green, en un green del campo o en la cafetería tras un partido.

La solución la tenemos en casa detrás de cualquier puerta o quizás debajo del cristal de la mesa junto al sofá. Se trata de esas pequeñas burbujas de silicona, pequeños topes en forma de media esfera, que ponemos tras las puertas para evitar que los pomos arañen la madera cuando abrimos en exceso la puerta. Si colocamos uno de esos topes en la cara de nuestro putt siguiendo la línea marcada en el palo que nos sirve de referencia para tomar la línea de putt e intentamos golpear a la bola, ésta será golpeada con dicha burbuja de silicona y únicamente saldrá hacia delante en el caso de que sea golpeada en el centro de dicha burbuja puesto que si nos desviamos ligeramente hacia cualquier lado la burbuja hará que la bola salga en dirección oblicua a la dirección de golpeo y será el mejor chivato que tendremos para comprobar si golpeamos con el punto dulce de nuestro putt o no.

He de comentar que en un principio puede resultar algo desalentador, pues es habitual que no estemos golpeando correctamente con el punto dulce del putt. No obstante, el “invento” no deja de ser un buen test sobre la bondad o no del golpeo de la bola.

Por cierto, al ser una pieza que tiene adhesivo podremos quitarlo y ponerlo varias veces, de forma que podremos usar nuestro putt con la burbuja cuando entrenamos y quitar la burbuja cuando vayamos a salir al campo a jugar una partida. ¡Esperamos que os resulte de utilidad!