Los hierros iniciales de golf

Si estás empezando a jugar al golf, mi recomendación es esperar un tiempo antes de comprar un juego de palos de golf. Los hierros son costosos y debemos saber más sobre nuestro swing antes de comprar nuestros hierros iniciales que se adapten a nuestro juego.

Hierros inicialesLos primeros meses de un jugador de golf son un ir y venir de desatinos, un montón de malos golpes entre los que a veces parece destacar uno con un poco más de gracia. Nos conformamos con muy poco y pueden más nuestras ganas y nuestra ilusión que la cruda realidad de nuestro juego.

En estas circunstancias, ¿quién se aventura a recomendar unos hierros iniciales a un principiante de golf? La sociedad consumista en la que vivimos nos bombardeará con los mejores palos de golf del mercado y aquellos que mejor se adaptan a nuestro modelo de juego pero la realidad es que nadie debería recomendarnos un juego de palos hasta que nuestro swing se encuentre un poco más asentado. Pero claro, todos queremos tener nuestros flamantes hierros iniciales y aquí viene uno de los mejores consejos que me dieron hace ya muchos años, que no es otro que no aventurarme a comprar un juego de palos sino comprar un único palo de golf y practicar el swing hasta alcanzar y asentar un cierto nivel de juego.

¿Qué hierros inicales compramos?

Entonces, ¿Compramos un hierro? Y si es así ¿Qué número? Mi recomendación es comprar el hierro 7 o hierro 8.La siguiente pregunta será ¿Por qué ese palo? Pues porque es un palo muy versátil, es un todoterreno.

Podríamos pensar en comprar una madera 3 o, como a todos nos gustaría, ese flamante driver que vemos en el expositor de nuestra tienda de golf de referencia pero, cuando lleguemos al campo de prácticas y demos 20 bolas, nuestro cuerpo estará cansado y nos pedirá parar. Del mismo modo no deberíamos empezar por un hierro con demasiados grados tipo sand wedge o similar pues nuestros golpes no pasarían en el mejor de los casos de 60-80 metros y terminaríamos frustados con la compra.

¿Cuánto cuesta un hierro?

Dado que aún no conocemos exactamente si el golf será nuestro deporte, recomendamos comprar el más barato posible. Es más, ahora que han proliferado las tiendas de artículos usados, como todo en la vida depende de nuestra economía pero no hay por qué descartar la compra de un hierro de segunda mano. El coste de un hierro va desde 10-20 euros en las tiendas de segunda mano hasta los 100-120 euros o incluso más , dependiendo del palo que queramos comprar, en una tienda especializada. Lógicamente, entre ambos extremos tenemos seguro un palo que se adapte a nuestra economía y nuestra recomendación es que no se gaste mucho dinero en el primer palo, el más económico nos servirá.

A futuro podremos conocer las diferencias entre unos palos y otros pero, de momento, nos interesa centrarnos en aprender el movimiento (el swing) y para ello, de verdad, cualquier palo es bueno.

¿Medio juego de hierros?

Un juego completo de hierros está formado por 14 palos: habitualmente un putt, 10 hierros (numerados 3,4,5,6,7,8,9, 10, pitching wedge, sand wedge), y 3 maderas(1,3 y 5). Medio juego es básicamente reducir el número a la mitad (7) de forma que tendremos: putt, hierros (5,7,9, pitching wedge, sand wedge) y dos maderas (1 y 3).

A futuro nos plantearemos comprar medio juego de hierros o un juego completo pero nuestra opinión es que hasta que nuestro swing no mejore, nuestro palo inicial es nuestro mejor aliado. Si del bolsillo van cayendo billetes podremos hacer el desembolso inicial que queramos pero no aprenderemos más por tener más palos.

¿Invertir en palos de golf o invertir en clases de golf?

Sin duda alguna, invertir en clases de golf. La tecnología avanza rápidamente y cada pocos meses salen palos más avanzados, más modernos y por tanto, más caros. No obstante, nuestra mejor inversión será en clases de golf pues mejorar el swing es mejor que invertir en tecnología.

El golf no se aprende en un día, ni en un mes, ni en un año. Es preferible jugar bien con un palo que mal con 14.

Hierros iniciales: conclusión:

Es preferible iniciarse en el golf con un solo hierro, el 7 u 8 durante al menos 6 meses de entrenamiento regular (por ejemplo, los fines de semana) y tras muchos cubos de bolas jugados y unas cuantas clases de golf, empezar a comprar los hierros iniciales de golf.

Por cierto, en mi caso aún conservo mi primer hierro 8. Nunca me he querido desprender de él aunque ya no lo lleve en bolsa. ¡Le tengo mucho cariño!