Mantener la calma en la partida de golf

mantener la calma

A pesar de que en ocasiones nuestro juego no responde a la media de resultados que habitualmente obtenemos, no podemos perder la calma, no debemos ponernos nerviosos y menos aún hacer aspavientos o proferir insultos, ya que nuestro juego empeorará y además haremos sentirse incomodos a los compañeros de partida.

En cierta ocasión jugué una partida con otro jugador de nivel medio que empezó la vuelta con varios pares seguidos, de forma que tras jugar 6 hoyos iba al par del campo y su juego parecía más propio de un profesional que de un jugador de su nivel. Como el handicap tarde o temprano aparece, el en hoyo 7 cometió un error y su golpe de salida no cayó en la calle complicando la consecución del siguiente par y su reacción resultó desproporcionada. Al ver donde había ido su bola realizó un swing de prácticas dejando que su palo se deslizara de sus manos y aterrizara en la calle a unos 40 metros de nuestra posición, a la vez que profería un grito de rabia que hizo que el resto de compañeros nos quedáramos perplejos ante una reacción tan desproporcionada.

Como no pudo ser de otra forma, ese momento se convirtió en el punto de inflexión y los pares pasaron a ser dobles boggies a partir del hoyo 7, todo le salía mal, y en el hoyo 9 el jugador abandonó la partida. A su vez, los compañeros que jugábamos con él, después de recuperarnos del primer asombro por su reacción, comenzamos a intentar animarle ya que, no nos equivoquemos, 6 pares y un doble boggie para un jugador medio es un muy buen resultado a la altura del hoyo 7.

La experiencia en golf siempre me ha dicho que al jugar una partida de golf, aparte de poder mejorar nuestro resultado medio, fundamentalmente sirve para DIVERTIRNOS y que debemos tomarnos los fallos como lo que son, errores sin más, que forman parte del juego y que lo convierte en lo que es, un juego imposible de dominar pero a su vez divertido y adictivo.

Por eso, dejemos de ver nuestras partidas de golf como profesionales y aprendamos a tomar el juego como diversión. Seguramente mejoraremos la tarjeta y de paso pasaremos un buen rato.