El golpe de tee del 1

Golpe desde el tee 1

Todo el que ha jugado al golf ha tenido la sensación de sentirse observado en la salida del tee del hoyo 1. Y esa sensación produce a su vez una inseguridad e incrementa las posibilidades de fallar el golpe.

Cuando nos aproximamos a la bola y los compañeros de partida se callan por respeto, empezamos a pensar que todos están observando nuestro swing. Inconscientemente damos paso a un agarrotamiento general del cuerpo, nuestro corazón se acelera, parece que todo el mundo dice: “mira, fulanito va a jugar su primer golpe”, … sudor frío, nervios, ansiedad, los golpes de práctica no van bien, …

Pero hay que jugar, no podemos seguir haciendo golpes de practica y, con el golpe, el desastre. Todos los pensamientos negativos que hemos tenido momentos antes perece que se han cumplido y nuestra bola nunca imaginamos que pudiera salir tan mal.

¿Cómo mejorar el golpe de salida del hoyo 1?

Pero ¿Qué ha fallado? ¿Qué hemos hecho mal? ¿Cómo hacemos para que no vuelva a suceder? No tenemos explicación, no sabemos cómo ni por qué pero después de ese primer golpe todo cambia y volvemos a ser nosotros, con nuestro viejo swing, con nuestros defectos habituales, pero jugando como siempre.

No hay una receta definitiva para mejorar nuestro estado de nervios en ese momento, pero es seguro que mejorará si conseguimos centrarnos en pegar a la bola. Ni muy fuerte ni muy flojo, ni por la derecha ni por la izquierda, con poner la bola en juego es suficiente y para ello no debemos obsesionarnos con nuestro swing, únicamente pegar a la bola, que ésta salga hacia delante y caiga en la calle. En otras palabras, únicamente debemos poner la bola en juego.

Después ya habrá tiempo para mejorar defectos, presionar al contrario, buscar las banderas ajustando los golpes, … Todo eso después del primer golpe del hoyo 1, cuando estemos tranquilos y hayamos pasado ese momento de presión.

Es muy difícil vencer esos nervios y más aún si es un partido importante pero, como reza el dicho: “si no puedes con tu enemigo, alíate con él”. Y a partir de ahora, ya sabes, en el tee del 1 concéntrate en pegarle a la bola.

Escribe un comentario en El golpe de tee del 1